Ir al contenido principal

Armonía, proporción y simetría en el cuerpo humano


Simetría


Por Vitrubio (Siglo I a.C)
La simetría es la armonía apropiada que surge de los miembros de la obra misma y la correspondencia métrica que resulta de las partes separadas en relación con el aspecto de la figura entera […] La simetría nace de la proporción que los griegos llaman analogía; ningún edificio puede ser ordenado de forma adecuada sin analogía con la justa proporción del cuerpo humano.

Vitrubio, De architectura, III, 1


Proporción entre las partes


Por Claudio Galeno (siglo III)
Crisipo […] afirma que la belleza no reside en cada uno de los elementos, sino en la armoniosa proporción de las partes, en la proporción de un dedo respecto al otro, de todos los dedos respecto al resto de la mano, del resto de la mano respecto a la muñeca, de esta respecto al antebrazo, del antebrazo respecto a todo el brazo, es decir, de todas las partes respecto a todas las otras, como está escrito en el canon de Policleto.

Claudio Galeno, Placita Hippocratis et Platonis, v. 3

Comentarios

Entradas más populares de este blog

¿Aprender filosofía o aprender a filosofar? Reflexiones en torno a la naturaleza de la enseñanza de la filosofía

Por Edgar Bravo El texto aborda la cuestión de la naturaleza de la enseñanza de la filosofía en tanto que problema filosófico. Para ello, parte de la distinción entre aprender filosofía o aprender a filosofar. En la medida en que se desarrolla esta cuestión, se plantean algunos rasgos que caracterizarían el quehacer filosófico y los textos filosóficos, destacando, el papel fundamental que juegan las preguntas filosóficas. Este ensayo pretende aportar ideas al debate sobre la cuestión de la enseñanza de la filosofía.


La enseñanza de la filosofía reviste la complejidad propia de la filosofía misma. A primera vista, se podría pensar que quien se dedica a la enseñanza de la filosofía trasmite contenidos propios de la filosofía, es decir, las ideas que los filósofos nos han dejado sobre diversos tópicos, y las diversas interpretaciones que han tenido esas ideas a lo largo de la historia de la filosofía occidental. Se trataría, entonces, de hacer accesible al neófito los pensamientos más o me…

Análisis de textos filosóficos.

Por Edgar Bravo ¿Por qué es útil el análisis de textos en el estudio de la filosofía? Ejercicio propuesto para el análisis. El análisis de textos filosóficos desde la perspectiva del proceso de lecto-escritura es de enorme valor pedagógico, en el sentido en que nos da la posibilidad de aprender a ‘leer’ y a ‘escribir’ al modo de quienes han aprendido a pensar de manera profunda y crítica. Al decir de Descartes, relacionarnos con “los buenos libros es como una conversación con los mejores ingenios de los pasados siglos, que los han compuesto, y hasta una conversación estudiada, en la que no nos descubren sino lo más selecto de sus pensamientos” [Discurso del método, Parte I]. Esa ‘conversación estudiada’ a la que se refiere el filósofo moderno nos introduce al saber filosófico y nos posibilita el filosofar. Al leer de manera filosófica aprendemos a desentrañar el sentido profundo del texto, a ir más allá de la literalidad de las palabras, a leer entre líneas, a des-cubrir la fuerza y la r…

Cómo escribir un texto filosófico en 7 pasos...

Por Edgar Bravo Las pautas que se señalan en seguida orientan la escritura de un texto filosófico. Plantear un problema, mostrar sus posibles respuestas y explicitar nuestro punto vista justificado, son las partes que, bien articuladas, constituyen un buen texto filosófico. Si bien no existe una única manera de escribir un texto filosófico, si existen maneras que, bien atendidas, nos permiten comunicar de manera organizada y bien estructurada nuestro punto de vista sobre determinado tema o problema. A este punto conviene aclarar la distinción entre escribir sobre filosofía y escribir filosóficamente. Escribir sobre filosofía no supone necesariamente escribir filosóficamente. Escribir un texto acerca de un filósofo o de tema filosófico no implica necesariamente que la naturaleza de este sea filosófica. Al revés. Puedo escribir un texto filosófico sin que ello implique citar a algún filósofo o hablar de temas propiamente filosóficos. En términos generales, podemos afirmar que las caracte…