Ir al contenido principal

Armonía y proporción en la filosofía griega - Fragmentos

Las matemáticas y la armonía
Por Pitágoras (aprox. 582 a. C. - 507 a. C.)
[…] ¿Qué es lo más hermoso? La Harmonía. ¿Qué es los más poderoso? El conocimiento. ¿Qué es lo mejor? La felicidad. […]
Pitágoras, fragmento 277,
en Los filósofos presocráticos, Kirk, Raven y Schofield

El universo esférico de los griegos
Por Parménides (530 a. C. y el 515 a. C.)
“Por ello es correcto que lo que es no sea imperfecto; […] Pero, puesto que es límite último, es perfecto, como la masa de una esfera bien redonda en su totalidad, equilibrado desde el centro en todas sus direcciones; pues ni mayor ni menor es necesario que sea aquí o allí, […] porque, por ser igual a sí mismo por todas partes, se encuentra por igual dentro de los límites.”
Parménides, fragmento 299,
en Los filósofos presocráticos, Kirk, Raven y Schofield

Armonía y proporción

Por Platón (siglos V-IV a.C.)
Como el Dios quería asemejarlo lo más posible al más bello y absolutamente perfecto de los seres inteligibles, lo hizo un ser viviente visible y único con todas las criaturas vivientes que por naturaleza le son afines entre sí. […] El vínculo más bello es aquel que puede lograr que él mismo y los elementos por él vinculados alcancen el mayor grado posible de unidad. La proporción es la que por naturaleza realiza esto de la manera más perfecta.

Platón,Timeo V,

El universo aristotélico

Por Martin Buber (1878-1965)

“El hombre [según Aristóteles] es comprendido desde el mundo, pero el mundo no es comprendió desde el hombre. La tendencia de los griegos a concebir el mundo como un espacio cerrado en sí mismo culmina, con Aristóteles, en el sistema geocéntrico de las esferas. También en su filosofía rige esa hegemonía del sentido de la vista sobre los demás, cosa que aparece por primera vez en el pueblo griego como una inaudita novedad de la historia del espíritu humano, hegemonía que ha permitido a ese pueblo vivir una vida inspirada en imágenes y fundar una cultura eminentemente plástica. Surge una imagen óptica del mundo, creada a base de impresiones de la vista, tan concretamente objetivada como sólo el sentido de la vista puede hacerlo, y las experiencias de los demás sentidos se intercalan luego en el cuadro. También el mundo de las ideas de Platón es un mundo de los ojos, un mundo de figuras contempladas. Pero es con Aristóteles con quien esa imagen óptica del universo llega a su clara decantación insuperable […].

Martin Buber, ¿Qué es el hombre?

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

¿Aprender filosofía o aprender a filosofar? Reflexiones en torno a la naturaleza de la enseñanza de la filosofía

Por Edgar Bravo El texto aborda la cuestión de la naturaleza de la enseñanza de la filosofía en tanto que problema filosófico. Para ello, parte de la distinción entre aprender filosofía o aprender a filosofar. En la medida en que se desarrolla esta cuestión, se plantean algunos rasgos que caracterizarían el quehacer filosófico y los textos filosóficos, destacando, el papel fundamental que juegan las preguntas filosóficas. Este ensayo pretende aportar ideas al debate sobre la cuestión de la enseñanza de la filosofía.


La enseñanza de la filosofía reviste la complejidad propia de la filosofía misma. A primera vista, se podría pensar que quien se dedica a la enseñanza de la filosofía trasmite contenidos propios de la filosofía, es decir, las ideas que los filósofos nos han dejado sobre diversos tópicos, y las diversas interpretaciones que han tenido esas ideas a lo largo de la historia de la filosofía occidental. Se trataría, entonces, de hacer accesible al neófito los pensamientos más o me…

Análisis de textos filosóficos.

Por Edgar Bravo ¿Por qué es útil el análisis de textos en el estudio de la filosofía? Ejercicio propuesto para el análisis. El análisis de textos filosóficos desde la perspectiva del proceso de lecto-escritura es de enorme valor pedagógico, en el sentido en que nos da la posibilidad de aprender a ‘leer’ y a ‘escribir’ al modo de quienes han aprendido a pensar de manera profunda y crítica. Al decir de Descartes, relacionarnos con “los buenos libros es como una conversación con los mejores ingenios de los pasados siglos, que los han compuesto, y hasta una conversación estudiada, en la que no nos descubren sino lo más selecto de sus pensamientos” [Discurso del método, Parte I]. Esa ‘conversación estudiada’ a la que se refiere el filósofo moderno nos introduce al saber filosófico y nos posibilita el filosofar. Al leer de manera filosófica aprendemos a desentrañar el sentido profundo del texto, a ir más allá de la literalidad de las palabras, a leer entre líneas, a des-cubrir la fuerza y la r…

Cómo escribir un texto filosófico en 7 pasos...

Por Edgar Bravo Las pautas que se señalan en seguida orientan la escritura de un texto filosófico. Plantear un problema, mostrar sus posibles respuestas y explicitar nuestro punto vista justificado, son las partes que, bien articuladas, constituyen un buen texto filosófico. Si bien no existe una única manera de escribir un texto filosófico, si existen maneras que, bien atendidas, nos permiten comunicar de manera organizada y bien estructurada nuestro punto de vista sobre determinado tema o problema. A este punto conviene aclarar la distinción entre escribir sobre filosofía y escribir filosóficamente. Escribir sobre filosofía no supone necesariamente escribir filosóficamente. Escribir un texto acerca de un filósofo o de tema filosófico no implica necesariamente que la naturaleza de este sea filosófica. Al revés. Puedo escribir un texto filosófico sin que ello implique citar a algún filósofo o hablar de temas propiamente filosóficos. En términos generales, podemos afirmar que las caracte…